20% DE DESCUENTO EN COMPRAS SUPERIORES A 99€ CÓDIGO: CESQUIS20 / ¡Gastos de envío a SÓLO 4€ y Envíos fríos a 5,99 hasta el domingo! Envío seco + refrigerado sólo 9,99€ ¡Aprovecha!

CURCUMA MOLIDA (Curcuma longa) 100GR

La curcuma posee propiedades antitumorales, antioxidantes, antiartriticas y antiinflamatorias.

La curcuma es beneficiosa para los problemas hepaticos, biliares y para las indigestiones. Es un tonico estomacal.
Gracias a su componente principal, la curcumina, tiene poderes antioxidantes y es beneficioso para el Alzheimer.

Es muy recomendable para aliviar el dolor ya que tiene un buen poder antiinflamatorio. Las personas con artritis encuentran en la curcuma un buen aliado ya que calma el dolor y favorece la eliminacion de toxinas.
Ideal en la lucha contra la formacion de coagulos en la sangre ya que limita la agregacion plaquetaria mejorando asi la circulacion y previniendo la arterosclerosis.
Favorece el buen funcionamiento del higado ya que lo protege de toxinas, disminuye el colesterol, ayuda a que la bilis sea mas fluida y puede colaborar, en algunos casos, en la lucha contra la hepatitis.
Puede reducir los niveles de glucosa en los diabeticos.
Es muy conveniente su uso en inflamaciones de la boca (enjuagues con el polvo). En caso de encias muy sensibles podemos cepillarlas con un poquito de polvo.
Tambien puede ayudar en el control del crecimiento de los tumores, ya que ayuda a controlar los diferentes factores que favorecen su crecimiento.
En Oriente se suele usar tambien en casos de resfriados, gripes, infecciones y diarreas.
Las personas con asma y con mucha mucosidad bronquial se beneficiaran de su efecto expectorante.
En caso de enfermedades de la piel como dermatitis, hongos y psoriasis tambien se suele aplicar a nivel externo.
Ideal en problemas digestivos (digestion lenta, falta de apetito, gases, exceso o falta de acidos gastricos, etc).

Modo de empleo recomendado para infusiones:

Verter el contenido de una cucharada sopera en agua hirviendo y apartar del fuego. Tapar el recipiente y dejar reposar de 8 a 10 minutos. Si son raices, cortezas o semillas, hervir a fuego lento de 2 a 4 minutos. Colar y endulzar al gusto.